Tomar ALIMENTOS CONGELADOS no es comer saludable

admin

13 de abril de 2021

Hace un par de meses vi que en un programa de TV, donde dicen ser periodismo de investigación, donde hablaban sobre los congelados. Aunque no suelo ver la tele me pareció que podía ser una oportunidad para aprender y completar conocimientos al respecto.

No quiero decir que fue una absoluta perdida de tiempo porque nada de lo que hacemos lo es. Siempre podemos aprender algo, confirmar lo que ya sabemos, tener algún tipo de experiencia, que en determinado momento puede servir para algo o simplemente hacernos discernir y con ello desarrollar nuestro propio criterio o pensamiento.

Tras supuestas arduas investigaciones y respaldado por análisis de laboratorio, llegaron a una conclusión muy decepcionante y perniciosa para la «población de a pie», la que se cree a «pies juntillas» que todo lo que dice la tele es verdad.  Sentenciaban que es mucho más saludable comer verduras congeladas que frescas. ¡Me quedaba atónita! y desde entonces he tenido ganas de hacer este video y entrada en el blog. 

La macrobiótica nos enseña la energía de los alimentos  Me gusta la macrobiótica porque ademas de ser una gran filosofía de vida  y una forma saludable de comer, nos habla de la energía de los alimentos. Cuando tenemos esta eficiente base de datos, nos otorga la posibilidad de hacer una alimentación consciente para seleccionar los alimentos según nuestras necesidades personales. Un alimento sano, no indica que sea saludable para todo el mundo. Por ejemplo, un rabanito es una verdura maravillosa, como características enfría y depura. Si estas embarazada, estas muy delgada, te sientes muy débil o simplemente eres muy friolera, es mejor reducir su ingesta.
Consume verduras frescas y localesSe dice que las verduras congeladas contienen más vitaminas porqué son congeladas justo al ser recolectadas. Por el contrario,  muchas de las verduras que encontramos en las tiendas y supermercados son de Almeria, Marruecos  y otros lugares lejanos, pasando muchos días en frigoríficos hasta que son compradas. Evidentemente, esa nos es razón para decir que es más saludable comer congelados, si no para decir que tenemos que comprar verduras locales. De esta forma, comemos alimentos que contienen justo la energía que necesitamos porque son de entorno y se sustentan del mismo clima y entorno, apoyamos la economía local y se reduce la contaminación del transporte.

Las verduras congeladas están desvitalizadasNo solo nos alimentamos de vitaminas y nutrientes, también recibimos la energía vital del alimento. Por eso desde la alimentación saludable insistimos en tomar alimentos vivos e integrales. Cuando tomamos granos, legumbres y/o semillas estamos tomando un alimento vivo porqué contienen toda la memoria universal y con unas condiciones adecuadas germinan y se desarrolla una planta.  Las verduras aunque hayan sido recolectadas anteriormente, si se ven tersas y de color intenso, nos están indicando que todavía desprenden esa fuerza vital que también llamamos Ki. Una verdura  o alimento congelado mantiene color y nutrientes pero ha perdido el Ki. Lo mismo que la mayoría de alimentos que permanece en el frigorífico durante varios días.
Los congelados nos enfrían y debilitan los riñones
Una vez una verdura o alimento se descongela, aunque se caliente o cocine sigue aportando una energía de frio y expansión. En macrobiótica diríamos «extremo yin». El proceso de frío al que se ha sometido el alimento permanece en su memoria.
Los riñones son los órganos que además de ayudarnos a filtrar la sangre, almacenan la energía porqué son como nuestras baterías. Para mantenerse sanos necesitan calor. Los alimentos «extremo yin» como los congelados, helados, alimentos y bebidas frías,exceso de crudos, azúcar, leche, alcohol y solanáceas los dañan. Cuando esto ocurre sufrimos falta de vitalidad, pueden aflorar los miedos, se reduce la voluntad y se puede desarrollar desajustes no solo en riñones, también en vejiga y órganos sexuales.

No bases tu alimentación en cocina congeladaSi eres de las personas que cocinas una gran cantidad y congelas en «tapers» para después ir calentando y comiendoa lo largo de la semana. Te propongo cambiar el método, invierte en salud cocinando cada día.
 ¿Que hacer cuando tenemos excedente de verdura?Hasta hace bien poco todas las familias hacían sus conservas para tener abastecimiento para todo el año. Cierto es que este sistema tampoco conserva el ki del alimento pero no tiene el inconveniente del congelado que como hemos mencionado «enfría».
La fermentación es el mejor recurso. Una verdura lactofermentada es un alimento vivo, más digestivo, con más vitaminas, ayuda a repoblar la flora intestinal de bacterias beneficiosas y a mantener el equilibrio, ayudan a descongestionar el hígado y están muy ricos.

Aquí te dejo el video. Si te gusta y te apetece bienvenid@ a suscribirte a mi canal.

Tal vez te interesa leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Próximos cursos

Suscríbete a nuestro Boletín y recibe nuestro E-book

Además de descargarte nuestro e-book de recetas, mantente informado de nuestras actividades, recibe recetas, información sobre alimentación saludable, etc.

Consentimientos

Has realizado la suscripción correctamente