QUESO VEGANO DE BULGUR para untar

admin

18 de septiembre de 2021

Cuando tenía 13 años hice un intento de ser vegetariana, pero fue abortado por mi madre cuando me hizo el chantaje de «si quieres hacer esto (era una escapada de fin de semana) me tienes que prometer que vas a dejar de ser vegetariana». ¡La farándula pudo más que mis convicciones!

 Con 16 retomé y ya ha sido hasta hoy. Tengo que reconocer que en esos comienzos tan complicados, gracias a «mi mami» pudo ser posible, porque después de cocinar para mis 5 hermanos y mi padre, me preparaba deliciosos platos vegetarianos que ella misma inventaba.

Más o menos a los 20 años, mi deseo era hacerme vegana, pero me era imposible no comer queso. Entonces yo pensaba que era porqué me gustaba mucho, pero más tarde entendí el aspecto energético del porque de ese apego.

El queso era el alimento Yang que subsanaba todo mi desequilibrio originado por una alimentación y forma de vida muy YIN. En el momento que empecé a comer de manera macrobiótica, deje de tomar azúcar, alimentos de energía expansiva como los crudos y las solanáceas, alcohol y drogas y comencé una alimentación equilibrada con una tendencia un poco más Yang: de activar, calentar y tonificar, el veganismo me llego de manera natural y no he tenido antojo por comer queso creo que nunca más. Estamos hablando desde hace más de 18 años.

En mis inicios,  no conocía los quesos veganos. Hoy hay un abanico de posibilidades increíbles. Aún así tengo que decir que no me había sentido especialmente atraída. Los comerciales porqué están muy procesados y los caseros por tener demasiados frutos secos. Así que cuando vi la receta del queso de bulgur, dije:  ¡este si que si!.

Un queso obtenido de la fermentación de un cereal, equilibrado a nivel nutricional, rico en carbohidratos, muy sencillo de elaborar y que sale muy económico. Eso si, no apto si tienes problemas con el gluten.

QUESO VEGANO DE BULGUR para untar

 8-10 bolas

 Tiempo de elaboración: 5 minutos

 Tiempo total: mínimo 1 mes

 Ingredientes

  •  500 g. bulgur, preferiblemente fino
  •  1/2 litro de aceite oliva primera presión en frío
  • 2 cucharadas de sal marina

 Opcional: pimienta negra- pimentón de la vera- curry- salvia- albahaca- orégano- tomillo- romero- cilantro- hinojo- olivas- cebolleta- etc…

 

Elaboración

  • En un bol  incorpora el bulgur lavado y cubre con agua filtrada. Deja a remojo durante 24 horas.

  • Al día siguiente verás como se ha chupado todo el agua, vuelve a repetir la operación. A partir de ahí, remueve con una espátula de madera cada día durante los siguientes 28 días sin volver a añadir agua. Conforme pasan los días verás que va cogiendo olor fuerte, a veces se crea como una película fina de moho por encima. No pasa nada remueve y así hasta el día siguiente. Te recomiendo que no dejes más de 2-3 días sin remover y en caso de que suban las temperaturas, obligado no olvidarte ningún día. En verano yo prefiero no hacer o fermento durante menos tiempo. También hay la posibilidad de si no puedes atenderlo meter al frigorífico para que pare la fermentación y luego seguir cuando te sea posible. 

  • El día 30 añade la sal, mezcla bien y coloca dentro de un trapo de cocina fino y un poco poroso o una gasa,  que puedes cerrar con ayuda de una cuerda o una goma. Después debes de colgar durante unas 8 horas para que vaya escurriendo el exceso de agua. Yo lo hago justo encima del fregadero.

  • Coge una porción, haz una bola y mete dentro de un buen tarro de cristal.
    Entre queso y queso puedes aprovechar para incorporar ramas de romero, de tomillo, verde de hinojo, verde de cebolleta, olivas, etc. De esa manera también tendrás que utilizar menos aceite. Una vez tienes el tarro lleno de bolas vierte aceite de oliva hasta cubrir.

  • Deja macerar durante un mes o todo el tiempo que tú quieras puesto que ahí se conserva muy bien.

 A mí me gusta cada porción, mezclar con una especia o hierba diferente para tener luego quesos de diferentes sabores. Para ello antes de hacer bolas y macerar,  coge una porción, mezcla en un bol con la hierba o especia seleccionada y haz la bola. Ahora puedes optar por consumir así directamente o meter en un tarro de cristal con aceite y dejar macerar el tiempo que tu desees.

Estoy deseando conocer tus experiencias, ideas o dudas. Disfruta de la alquimia de la cocina energética tanto como lo hago yo.

Macrotina

Tal vez te interesa leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximos cursos

Suscríbete a nuestro Boletín y recibe nuestro E-book

Además de descargarte nuestro e-book de recetas, mantente informado de nuestras actividades, recibe recetas, información sobre alimentación saludable, etc.

Consentimientos

Has realizado la suscripción correctamente