Crepe de trigo sarraceno a partir del grano

crepes-trigo-sarraceno-en-plato

admin

8 de enero de 2023

Te voy a contar todo lo que necesitas para hacer unos deliciosos crepes de trigo sarraceno a partir del grano.

Fácil, sin gluten, vegano, macrobiótica, apto para personas con SIBO, pérdida de peso, anemia, deportistas…

Ideales con rellenos salados o dulces, para sustituir el pan o como base de otras recetas.

Organización

Hacer uno o dos crepes para una persona, no supone demasiado tiempo. Por ejemplo, si los hago para desayunar:

Pongo a calentar la sartén mientras hago el batido (4 minutos).

Y voy preparando el resto del desayuno, mientras se va haciendo el crepe (6 minutos). Pongo a hacer el segundo crepe. Empiezo a desayunar. Y cuando acabo el primer crepe, si he masticado he insalivado lo suficiente, tendré hecho el segundo e incluso un tercer crepe.

El segundo día puedo usar el batido del día anterior que habré guardado en la nevera y me ahorro ese paso.

Sin embargo, si quiero hacer 8 crepes, necesitaré bastante tiempo, unos 45 minutos. Para acortarlo, puedo usar dos o tres sartenes.

¡Aviso!

El error que cometemos habitualmente al empezar es dar la vuelta al crepe antes de que este suficientemente hecho. Estos crepes tardan más que los que llevan huevo y harina blanca.

Tiempo

Aunque tardan entre 5 y 6 minutos, ese tiempo puede variar. Depende del tipo de sartén, el grosor del crep, el fuego que usemos, la consistencia del batido…

Cantidad de crepes

Depende del tamaño de la sartén, de la textura más o menos liquida del batido, del espesor de los crepes o del tamaño del vaso que uses para medir los ingredientes. Con un vaso de 250 ml, sartén de 18 cm y espesor medio (ni muy fino, ni muy grueso), salen unos 8 crepes.

crepes-trigo-sarraceno-en-plato
crepes-trigo-sarraceno-en-plato

Activar el trigo sarraceno y tirar agua de remojo

Todas las semillas tienen lo que hoy en día se llaman antinutrientes, son compuestos que fabrican para protegerse durante el tiempo que pasan antes de germinar.

Si remojamos las semillas unas 8 horas empiezan a activarse, precisamente para poder germinar. Con ello se producen transformaciones químicas que hacen que los antinutrientes dejen de serlo o pasen al agua de remojo.

Si añadimos un elemento ácido, como un chorrito de limón o de vinagre de calidad, favorecemos el proceso de activación.

Como parte de los antinutrientes pasan al agua de remojo, recomiendo tirarla. Uno de esos compuestos que pasan al agua son los oxalatos.

El sarraceno tiene bastantes oxalatos, aunque en menos cantidad que las espinacas o la remolacha.

Los oxalatos en esta cantidad pueden afectar en especial a personas con tendencia a formar piedras de oxalato, con metabolismos delicados, con enfermedades reumáticas, con enfermedades autoinmunes, y con otras enfermedades que cursan con inflamación.

Trucos

Hay quien no tira el agua de remojo porque no quiere perder parte de los mucilagos (fibra soluble) del trigo sarraceno.

Si no quieres activar las semillas durante tantas horas porque es una transformación que hace menos Yang el cereal ( a más remojo, más Yin) o porque tienes prisa, puedes dejar a remojo con agua templada durante al menos 30 minutos para facilitar que el grano de sarraceno se triture bien.

Si partes de harina de trigo sarraceno, usa una parte de harina por una y media de agua. Si quieres una textura esponjosa, al batir asegúrate que entre aire.

Para comprobar que la textura es la adecuada, puedes coger en una cuchara un poco de batido y verterla sobre el resto. Si el batido es muy espeso “se rompe el hilo” no cae de modo homogéneo y continuo. Debe de quedar espesita, pero sin que el hilo se llegue a romper, sin caer a borbotones.

Texturas del batido más líquidas dan crepes más finos y texturas más espesas dan crepes más gruesos.

Si quiero un crepe flexible para poder enrollarlo, mejor no tostar demasiado. Si lo tuesto mucho, queda crujiente.

Una sartén muy caliente hace que salgan agujeros en el crepe. Esto no es un defecto, hay a quien le gustan los crepes así, pero nos indica que tenemos que bajar un poco la temperatura o acabará subiendo demasiado.

Es recomendable tener cuidado, si la sartén está muy caliente, al untarla con un poco de aceite antes de verter el crepe, este aceite se quemará. Y sabemos que las grasas quemadas son muy tóxicas.

Por el contrario, una sartén que no esté lo suficientemente caliente, puede hacer que el crepe se cuartee.

Recomendamos sartenes y creperas con recubrimiento de titanio y carbono en lugar de las sartenes con recubrimientos antiadherentes tóxicos.

Estos crepes se pueden hacer con harina de sarraceno pero en la escuela recomendamos el uso de semillas vivas, que energética y nutricionalmente nos aportan mucho más.

Otros nombres del sarraceno: alforfón, trigo sarraceno (se ha llamado así tradicionalmente por similitud de sus usos al trigo, pero no es un tipo de trigo, no tiene gluten y ni siquiera es un cereal).

Si te sobra batido, dura 3-4 días en la nevera. Si llegase a fermentar tendrían un efecto más yin. Las masas fermentadas no son adecuadas para personas con exceso de cándidas y otros desarreglos. Si huele muy ácido, mejor tirar.

crepe-sarraceno-en-proceso-sarten-y-batido

Crepe de Trigo Sarraceno

6 crepes

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo total: 30 minutos + tiempo de remojo

Utensilios:

vaso, bol para el remojo, batidora, y jarra para batir, sartén (que no se pegue) y plato

Ingredientes:

  • 1 vaso de sarraceno en grano
  • 3 vasos de agua
  • un chorrito de vinagre manzana o limón
  • aceite de oliva
  • sal marina

Elaboración:

  • Lavar con ayuda de un colador el sarraceno bajo el grifo.
  • Poner el sarraceno en el bol, añadir los 3 vasos de agua y un chorrito de limón o vinagre de manzana  ecológico.
  • Dejar en remojo entre 6 y 12 horas para activar el sarraceno.
  • Colar, enjuagar bajo el grifo e introducir en la jarra para batir.
  • Cubrir con agua hasta que sobrepase 1 cm, añadir una cucharadita rasa de sal y batir unos minutos hasta conseguir una textura homogénea y suave.
  • Poner una buena sartén, que no se pegue, al fuego para que se vaya calentando.
  • Cuando este caliente, pincelar o untar ligeramente con aceite y verter un poco de masa o batido de crepe. A la vez, giramos la sartén inclinando ligeramente para repartir la masa en toda la superficie. Fuego medio-alto.
  • Dejar que el crepe se haga y no intentar dar la vuelta hasta que veamos que los bordes se han separado de la superficie de la sartén y que al mover la sartén el crepe se desprende y desliza.
  • Si el crepe no es muy grueso dar la vuelta. Si es grueso, mejor dejar que se cocine un poco más para que al dar la vuelta no se rompa o se pegue.
  • Cocinar por el otro lado dejándolo más o menos tostado según nos guste.
  • Si no se come en el momento dejar en una rejilla o en un plato que cubriremos con un paño que no deje hilo.

El reto

Próximamente te contare sobre otros granos y otras harinas que puedes usar para hacer estos crepes y al menos 4 recetas deliciosas con las que puedes reutilizar los crepes que te sobren, si sobran ;).

¿Quieres adelantarte? Nos gustaría que nos contaras si usas los crepes en otras elaboraciones dulces o saladas, cual es tu relleno favorito, si los usas para desayunar, comer o cenar, que ingredientes incorporas, que sartenes usas, tus dudas, trucos…

Porque compartir es querer y puede hacernos más felices.

Besarkada bat! ¡Un abrazo!

Nuria Renau Otero

Tal vez te interesa leer…

Natillas de Pera

Natillas de Pera

Estamos en temporada de pera y aprovechando que hace poco estuve en la tele mostrando como hacer unas natillas de esta fruta, os comparto la receta....

leer más

16 Comentarios

  1. Marta

    Muy bien explicado! Sin duda lo probaré 😋

    Responder
    • admin

      Gracias Marta. Si la has probado ya, seguro que te ha gustado 😉

      Responder
  2. RAQUEL SALES MARIN

    Graciassss por esta receta, para los celiacos toda receta sin gluten es siempre bien recibida!! La haremos

    Responder
    • admin

      Gracias Raquel. La verdad es que el tema de la celiaquia tanto en adultos como en niños implica cambios para los que no solemos estar preparados y el proceso a veces es complicado. En la escuela nos alegra mucho poder ayudaros. 🙂

      Responder
  3. María Paula

    Gracias por este súper consejoNuria! Hace tiempo me lo pasaste y es mi estrella del desayuno! Justo tengo hoy en remojo para mañana.. Jajaja. Se lo pasó a quien conozco.
    Probadlo!!

    Responder
    • admin

      Me alegra mucho saber que el asesoramiento que hicimos juntas está sirviéndotela y que lo has incorporado a tus labios diarios. Gracias Paula

      Responder
  4. Mónica

    ¡Que bien explicado! 👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻
    Seguro que los hago, ya estoy pensando con que acompañarlos 🤤🤤

    Responder
    • admin

      Puedes rellenarlos con humus y acompañarlos con unas verduras al vapor o con compota de pera y unas nueces, con crema de algarroba, con la receta de natillas que tenemos en el blog… En la próxima entrada os doy más opciones.

      Responder
  5. Aruni

    Muy interesante todo. Explicado todo a detalle. Recetas muy variadas y con creatividad. Gracias.

    Responder
    • admin

      Hola Aruni, muchas gracias. Me alegra que te haya resultado interesante. Vuestros comentarios nos animan a seguir. 🙂

      Responder
  6. Noemí

    Maravilloso y apasionante!!! Lo recomiendo 100%
    Muchas gracias.

    Responder
    • admin

      Gracias Noemí 🙂

      Responder
  7. Edurne

    Hoy he hecho los creps de trigo sarraceno y estaban riquisimos. Los hemos comido con aceite y mermelada de fresa; los peques con chocolate; con jamón serrano, queso, orégano y tomate…mmmm, de rechupete!!!

    Responder
    • admin

      Hola Edurne, gracias por tu comentario y por compartir tantas opciones ricas.

      Responder
  8. Montse

    Muchas gracias por todas las explicaciones y por la receta tan detallada. La verdad es que me han entrado ganas de hacer crepes, que hace tiempo que no hago. Ya he comprado una cantidad importante de trigo sarraceno, así que las voy a hacer sí o sí. Me encantan untadas de tahín o aceite y tamari para desayunar y rellenas de espinacas y otras verduras para cenar.

    Responder
    • admin

      Gracias Montse. Muchas gracias por tus aportaciones. A mi también me gustan mucho para desayunar simplemente con un poco de tahín o aceite y tamari.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximos cursos

Suscríbete a nuestro Boletín y recibe nuestro E-book

Además de descargarte nuestro e-book de recetas, mantente informado de nuestras actividades, recibe recetas, información sobre alimentación saludable, etc.

Consentimientos

Has realizado la suscripción correctamente